TESTIMONIO

Arnault Bogard

Los Spirgrips están en mi bicicleta para el Grand Raid. Hasta ahora, todo ha sido pura felicidad. Probarlos es quererlos, garantizado.

Distribución gestionada por